SOBRE EL RESPETO



¿PUEDE PEDIRSE RESPETO SIN ANTES ENTREGARLO?

Nooooo, primero debes mostrarlo. ¡¿Como vas a pedirlo si no lo das?!.
Respeto es una palabra muy amplia y muy profunda. En ella entran los conceptos de ser justos en los actos y en los tratos con los demás. Ser veraces en las palabras, no mintiendo. Cumplir lo que se promete. Dar explicaciones por malentendidos. No levantar la voz. Ser agradecido, más con actos que con palabras. Pedir disculpas por nuestras faltas. Poner intención para solucionar cualquier desavenencia. Tratar a tus semejantes a tu mismo nivel, nunca por debajo de ti. Y en fin, tratar a cada uno como te gustaría que te trataran a ti.
Yo no muestro respeto a quienes quieren humillarme, pero no caigo en la bajeza ajena de humillar. No rebajo mi dignidad.
Cuando seas consciente de lo que estás dando, sabrás lo que significa "respeto", entonces sabrás lo que puedes pedir.
Ser consciente de todo lo que implica la palabra "respeto", es una forma de conocer a tus semejantes, es una gran ayuda en tu vida, porque es forma de conocer a las personas con las que vas a relacionarte profesional y emocionalmente. Ser consciente de los aspectos que forman la palabra respeto, te permitirá juzgar o reconocer a las personas bienintencionadas, pero también a las malintencionadas, porque solo las personas bienintencionadas se esfuerzan por seguir estos preceptos. El tiempo te permitirá conocer a las personas, la paciencia te permitirá saber en cuales puedes contar o confiar. Las personas que no quieren seguir los preceptos del respeto son personas con un gran vacío interior, las personas conocidas como tóxicas o malignas, porque por orgullo e ignorancia se niegan a crecer mediante la humildad. Estas personas necesitan llenar su gran vacío interior con emociones negativas, despreciando, vejando y aprovechándose de sus semejantes. Estas personas es necesario conocerlas, para expulsarlas de tu vida, porque estas personas no enriquecen tu autoestima, sino que la socavan. Ellas no saben como se desarrolla la autoestima, lo único que hacen es abocar su basura en tu cabeza. De esa forma ellos alimentan falsamente su orgullo, despreciando para elevarse. Un falso crecimiento, que no es crecer, sino rebajarse. Rebajar a sus semejantes es su forma de sentirse fuertes. No hay peor engaño.

Aquellos que respetan, no usan la palabra "respeto" vanamente. Hacerlo puede llegar a ser una vanidad, una prostitución, un chantaje, una bajeza. Los que respetan no exigen, actúan para un beneficio.