Sufrimiento en la creación




Antes de que se creara el universo, ¿qué existía?, eso nadie puede mostrártelo, pueden mostrarte ideas, teorías, pero como toda verdad, sólo uno mismo es quien recibe la certeza de sus dudas. La ciencia ha creído durante largo tiempo la teoría del Bing Bang, en la cual el universo se creó desde una extraordinaria explosión iniciada desde de un minúsculo punto de energía, punto de energía en el que se hallaba concentrada toda la energía y toda la materia que forma el universo, si esa teoría es cierta tengo que decir, alabado sea lo que está detrás de esta manifestación cósmica, pues este universo es para mí el más grande milagro creado.

Me maravillo con lo que hay detrás de la manifestación, mi corazón se siente tierno como el de un bebé, pues una mano invisible cuida este universo y sus efectos se llaman Orden, Orden Cósmico, el Orden que mantiene la estructura del átomo para dar forma a la materia, el Orden que mantiene la sincronía de los planetas, los sistemas solares y las galaxias, y entre ellos, el orden que la mayoría de nosotros carecemos, el orden interior, el orden que nos permite experimentar la paz en nuestra mente, el amor en nuestro corazón y la plenitud en todo nuestro ser gracias a los cuales podemos vivir en armonía con nuestros semejantes y con la madre Naturaleza, comprendiendo a nuestros semejantes y respetando y agradeciendo al mundo que nos ha dado la vida y nos sustenta.

Este planeta nos ha dado la vida; como la mano que rige el universo puedes sentir la mano de este mundo cuidándonos como a bebés. Pero ya no somos bebés, quizás cuando vivíamos sometidos a nuestros instintos lo éramos, cuando nuestra consciencia no conocía el bien o el mal para satisfacer nuestras necesidades básicas, cuando tomábamos de la Naturaleza para saciarnos, cuando matábamos para vivir, pero ya no somos bebés, pues nuestra conciencia ha evolucionado, se ha expandido, ya somos conscientes de nuestros instintos, de nuestros deseos, emociones y pensamientos, ya no somos bebés, pero no mostramos la madurez para ser adultos, quizás aún somos adolescentes, pues parecemos no poder librarnos de nuestros problemas interiores como le ocurre a un adolescente.

Como se sucede la realidad de nuestro mundo con su pobreza consentida, con sus ciudadanos manipulados en sus deseos, con sus guerras interesadas, y con el catastrófico destino que estamos creando, el resultado salta a la vista, mayor sufrimiento y calamidad. Despreciar este mundo, esta madre, tratarla sin respeto, sin agradecimiento, muestra nuestra inmadurez, muestra la falta de consciencia que evitamos, porque no es que seamos irremediablemente inconscientes, es que nos negamos a volvernos conscientes, la carga de sufrimiento, el vacío que experimenta nuestro interior nos hace creer que ser conscientes y responsables va a aumentar la carga de este sufrimiento. Conocemos los consejos fáciles y baratos, aquellos que nos dicen que debemos vivir la vida egoístamente y sin consciencia "para qué preocuparse, la vida son solo dos días" sólo es la voz de aquellos que viven en la ignorancia, en la ignorancia que los encierra en una vida vacía y sin sentido, una vida vivida básicamente en una u otra forma de dolor.

Repito que muchos creen que tomar mayor consciencia y responsabilidad es tomar mayor carga y sufrimiento. No tiene sentido ponernos a especular sobre la verdad de esa cuestión, el problema es que si uno no tiene interés por descubrir, cualquier excusa le vale, uno sólo cambia cuando decide sinceramente hacerlo y muchos quieren seguir creyendo que volverse consciente y responsable es tomarse más trabajo y por tanto cansancio, ¿para qué llenar más un saco de sufrimientos?




"El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir."

"Estoy satisfecho con el misterio de la eternidad de la vida y con el conocimiento, el sentido, de la maravillosa estructura de la existencia. Con el humilde intento de comprender aunque más no sea una porción diminuta de la Razón que se manifiesta en la naturaleza."

". . . Conseguimos obtener así la fórmula estadística para conocer aproximadamente la posición de un eléctron en un instante determinado. Pero, personalmente, no creo que dios juegue a los dados." 

-ALBERT EINSTEIN-

1 comentario:

TERESA A. dijo...

Hola Xavi, me alegra poder escribirte en este tu extraordinario proyecto "SOMOS CREADORES". Eres un hombre que mucho ha aprendido en lo que corresponde a este nivel de nuestra existencia, por eso me alegra y me entusiasma profundamente que puedas transmitir tus experiencias y aprendizajes acumulados con todas aquellas personas que sintonicen o no con tu visión abierta y conciente de lo que esta vida significa... Me siento igualmente honrada y agradecida con Dios por ser también la primera persona que comenta en tu blog... Cuentas con mi apoyo para siempre, eres un regalo hermoso en mi vida, gracias... TE AMO XAVIER